Recomendación: Love, Death + Robots, una antología que te deja sin palabras

Hay que ponernos sinceros, ya ha pasado casi un año desde el estreno de esta serie en la plataforma de Netflix así que relativamente nueva no es, pero si hasta ahora no la has visto, realmente te estás perdiendo de una obra sublime.

David Fincher (el reconocido director de Fight Club, Seven, entre otros) y Tim Miller (Deadpool) hicieron dupla para poder concebir este proyecto arriesgado, pero que terminó maravillando a todos por la forma tan cruda y mágica de contar sus historias. Son relatos con enfoques de ciencia ficción que a veces parecen sacados de una obra de Asimov y otras historias Lovecraftianas

CONTEXTO

Antes que nada, hay que aclarar dos cosas: Que esta serie es una antología y que es para mayores de 18 años por sus buenas razones.

Si estás familiarizado con Black Mirror, entenderás que cada capítulo, aunque comparte sus temáticas, sus historias no están conectadas entre sí: es una antología. En Love, Death + Robots los temas a veces rondan, como lo dicta su nombre, ya sea en tintes amorosos, en situaciones mortales o en enfoques de robots y tecnología (aunque en algunos capítulos no necesariamente sigue la misma fórmula). Estos temas a veces pueden ser un tanto jocosos y dramáticos así como de acción y explícitos (tal vez demasiado explicito en ocasiones)

UN PROYECTO MUY BIEN ELABORADO

Te tomará como 4 horas terminar sus 18 capítulos que duran entre 6 y 17 minutos, cada uno no es necesariamente largo, pero te aseguro que estará inmerso por la forma tan rápida de ponerte en contexto con su historia y los personajes. Cada capítulo tiene directores, estilos de animación y narración diferentes. Puede que algunos tengan gráficos un tanto parecidos a otros, pero todos tienen algo que los hace únicos y bien trabajados. Algunos recordando a Pixar, otros a la animación 2D clásica. Otros tienen gráficos tan prolijos que, específicamente en uno, me tardé como 2-3 minutos verificar que era a computadora y no actores reales.

LAS ANTOLOGÍAS SIGUEN MAS VIVAS QUE NUNCA

Las antologías animadas en la historia no han alcanzado todavía su punto alto, tienen mucho camino por recorrer. Love, Death + Robots tiene sus pocos errores, como algunos capítulos flojos y que el contexto de las historias llega un poco al cliché en algunos (aparte de un capítulo con actores reales que no vale mucho la pena). Sin embargo, eso no quita que sea una obra maestra que puede poner el camino para que más directores se animen a producir trabajos como esto. Recordemos allá en el 2003 a Animatrix, una serie antológica basada en «The Matrix» que trajo escritores y casas productoras japonesas para hacer un anime. Fue un producto un poco infravalorado que demostró que se puede explorar todo tipo de géneros e historias dentro de un proyecto auto conclusivo.

A VECES CRUDA Y OTRAS HILARANTE, TIENE DE TODO

Realmente querrás que haya una serie aparte de cada capítulo y que puedan aportar para una historia independiente: pero es ahí donde se encuentra el núcleo de una antología. Una antología que te muestre una historia de principio a fin y termine solo en recuerdos; el hecho de que te lleve a una historia tan rápido es lo mágico y emocionante de ello. Recomiendo mirar Love, Death + Robots en la pantalla más grande que tengas, para que puedas apreciar el trabajo tan pulido de los capítulos (claro, tomando en cuenta a la gente alrededor para las escenas explicitas). Si eres fan de la ciencia ficción, esta serie será totalmente tuya; y con la segunda temporada en producción, puedes sentirte a gusto de ver la serie lo más cómodo que puedas.

Deja un comentario